Gastronomía turca

  • por

Gastronomía turca. Cuando hablamos de las mejores gastronomías del mundo no podemos dejar de mencionar la gastronomía turca, por lo general, se encuentra al nivel de la francesa, china e italiana. Así como el mosaico cultural de Turquía, su comida es muy colorida e incluye diversas influencias y gustos distintos.

La gastronomía turca a lo largo de los siglos ha ido evolucionando, influenciada por una historia rica de tierras que albergaron los primeros imperios bizantinos y luego los otomanos.

Se trata de una cocina compleja donde los gustos específicos en distintas regiones de este país contribuyen, gracias a la disponibilidad de múltiples alimentos turcos en muchas de sus regiones, también ayudaron a dar forma a alimentos comunes en áreas específicas de Turquía.

Por ejemplo, la región oriental del Mar Negro, no es la adecuada para producir trigo motivado a las fuertes lluvias, es por ello que sus residentes desarrollaron platos basados principalmente en maíz y harina de maíz.

Por otra parte, la zona sureste de Anatolia es muy famosa por los kebabs, por poseer abundancia en ganado. Asimismo, en la región del Egeo, se le conoce por su producción de aceitunas y allí se pueden degustar los famosos platos de verduras con hierbas a base de aceite de oliva, mientras que los pasteles son el monopolio de Tracia.

Estambul es una región que también ha atraído una gran cantidad de inmigrantes de otras partes de Turquía, que suelen trasladarse a la ciudad en busca de empleo.

Debido a esta razón, Estambul se ha convertido en el corazón cultural del país, y es por tal razón que comparte las comidas turcas más deliciosas de cada región en su gastronomía.

Características de la gastronomía turca 

A continuación, mencionaremos las principales características que destacan en la gastronomía turca:

Los desayunos

Los turcos tienden a consumir un desayuno muy nutritivo. Allí suelen emplear los siguientes ingredientes tales como: queso, aceitunas, huevos, mantequilla, pepinos, tomates, mermeladas, miel, sucuk, kaymak, muhummara, börek, poğaça, pastirma.

Del mismo modo comen sopas por las mañanas. Asimismo, cuentan con una especialidad en el desayuno llamado menemen, que se elabora con pimientos verdes, tomates, aceite de oliva, cebolla y huevos.   

En su menú matutino también consumen el famoso kuymak o como se le llama en otras provincias (yağlaş, muhlama o mihlama), que está compuesto por diversos quesos añejados derretidos y se acompañan con harina de maíz. Como bebida, ingieren el té turco para facilitar la digestión.

Cocina casera

Los platos favoritos de los turcos son los elaborados en casa, aunque la nueva forma de vida empuja a las nuevas generaciones a comer fuera; los habitantes de este país generalmente prefieren comer en casa.

Una comida tradicional comienza con una sopa, seguida de un plato de verduras, carne o legumbres hervidas en una olla a menudo con pilav turco, pasta o pilav bulgur, acompañado de ensalada o cacik.

Para época de verano muchas personas optan por comer un plato frío de verduras cocidas con aceite de oliva, en lugar de sopa, ya sea antes o después del plato principal, que puede ser de carne, pescado o pollo.

Cocina de verano

En Turquía los veranos son muy calurosos, y los lugareños suelen consumir comidas elaboradas con verduras, ya sean berenjenas, patatas o pimientos servidas con yogurt o salsa de tomate. Los platos de verano son el çılbır y el menemen y están hechos a base de huevos.

Otras comidas que suelen comer los turcos en verano son las sandías, pepinos, tomates, queso y melones. Para los amantes de los postres la helva se suele consumir en esta época, ya que es más ligera y menos dulce que la habitual.

Ingredientes empleados

Los ingredientes que más se utilizan en la gastronomía turca son: ternera, cordero, pescado, arroz, berenjena, cebollas, pimientos verdes, calabacines, tomates, frijoles, lentejas, ajo.

Por otro lado, los frutos secos como pistachos, almendras, avellanas, castañas y nueces, junto con otras especias, cuentan con un lugar muy especial en la cocina turca, puesto que estos ingredientes son muy usados para la elaboración de postres. 

Los restaurantes 

Aunque la comida rápida cada día se hace más popular y muchas cadenas de este tipo de comida se han abierto en Turquía, los habitantes de este país dependen de los extensos y ricos platos de la cocina turca.

Adicionalmente, algunos platos típicos, en especial el midye, kumpir, köfte, börek, tava, döner, gözleme y kokoreç, se están sirviendo como comida rápida en Turquía. Comer fuera de casa es algo habitual en las grandes ciudades, está muy extendido y se puede conseguir gastronomía turca casera a precios asequibles.

Gastronomía turca, características
  • Save
Gastronomía turca, características

Historia de la gastronomía turca

En Turquía se puede apreciar la diversa cultura gastronómica que se debe a sus productos autóctonos de las tierras, en donde sus habitantes han vivido a lo largo de la historia. Desde la época Neolítica, los nómadas turcos vivían con dietas a base de yogur, carne y trigo, ellos se ganaban la vida criando ganado.

Cuando sus condiciones de vida comenzaron a empeorar, se fueron trasladando a Anatolia, donde se formó el estado selyúcida. En esta localidad los turcos lograron descubrir nuevos ingredientes que les llevó a preparar platos más variados y a utilizar nuevos métodos de cocción.

Época selyúcida

Existen muchos registros sobre la gastronomía turca del siglo XI, allí los selyúcidas gozaban de grandes banquetes en donde destacaban las etiquetas y los modales en la mesa por parte de mayores y jóvenes.

Imperio Otomano

Cuando los selyúcidas de Anatolia desaparecieron, se comenzó a establecer el Imperio otomano, lo que llegó a convertirse en la base de la cocina turca moderna.

En el siglo XIII, los Mevlanas del misticismo sufí consideraban la cocina como un lugar importante, tanto que los miembros de las logias enfrentaban pruebas de tolerancia y paciencia dentro de la cocina.

En ese entonces se logró implementar una dieta muy refinada, donde evolucionaron técnicas turcas culinarias, durante el reinado de los otomanos y las mesas que en un tiempo fueron modestas, se convirtieron en banquetes elaborados.

Luego de que en 1453 el sultán Mehmet II conquistó Constantinopla (lo que hoy en día se conoce como Estambul), en su palacio centró su atención en asuntos culinarios y se agregaron nuevos ingredientes como los mariscos y pescado en la dieta otomana.  

Platos típicos de la gastronomía turca

Son diversos los platos típicos que representan la gastronomía de Turquía, a continuación, mencionaremos algunos de los platillos más renombrados:

  • Baklava: es un postre que se remonta al Imperio Otomano, se trata del más emblemático de todos y el preferido de los golosos.
  • Es un pastel que se elabora en capas, se rellena con nueces y se cubre con almíbar y pistachos molidos, haciendo de este un postre mediterráneo exquisito. 
  • En cualquier establecimiento como supermercados o panaderías se puede hallar este pastel, pero son mejores cuando están recién horneados.
  • Şiş kebap: el término “kebab” abarca una gran variedad de comidas callejeras, pero uno de los más populares es el şiş kebap ensartada. 
  • Este platillo es elaborado con cordero o ternera y hoy en día se puede elegir una diversa selección entre pescados, carnes y aves, además de opciones vegetarianas, a la parrilla o en brochetas de madera o metal.
  • Döner: se trata de otro famoso kebab, al que también se le pueden encontrar con una selección en gran variedad de carnes, pero es sazonado con especias y se cocina en un asador vertical que gira, los cortes de este platillo se sirven en una envoltura de pan, junto con salsa picante, ensalada y ajo.
  • Köfte: este plato se trata de unas albóndigas turcas que vienen en diversos tamaños y formas, las mismas se pueden comer como bocadillos callejeros que se untan en yogurt natural o también con arroz o ensalada.
  • En diferentes regiones del país han bautizado sus distintas variedades, donde se incluye Izgara Köfte que se sirve con pimientos asados, pan y arroz, además de Çiğ Köfte, el cual se come crudo.
  • Pide: en esta ocasión hablaremos de la pizza turca. Está elaborada con una base de masa plana cubierta con queso, y una gran variedad de verduras y carnes que se suele calentar en un horno de piedra. 
  • Es ilimitada la elección de ingredientes para este tipo de pizza, lo que hace de este plato y del delicioso lahmacun, ideales para comensales y vegetarianos.
  • Kumpir: este alimento además de ser económico es muy nutritivo, se trata de una papa horneada crujiente que cuenta con una elección de rellenos muy deliciosos.

Especias que se usan en la gastronomía turca

Una de las razones del porqué la cocina turca es la preferida de muchas personas, es por el uso de especias y finas hierbas que componen la delicia de sabores de su gastronomía. 

No solo en sus platos se obtienen exquisitos aromas, estas hierbas del mismo modo son muy beneficiosas para la salud.

En la siguiente lista nombraremos algunas de las hierbas y especias más populares que se suelen degustar en la gastronomía turca:

  • Tomillo: esta planta es una hierba de aroma fuerte que crece en casi todas las zonas de Anatolia y se recolecta en las montañas, el mismo es muy usado en la cocina turca ya sea desmenuzado o seco.
  • Hojuelas de pimienta roja: esta especia es muy popular ya que le aporta un aroma espectacular y un sabor ligeramente amargo a las comidas.
  • Menta: gracias a su sabor refrescante y su intensa esencia, esta hierba es una de las favoritas, dado que es muy empleada en ensaladas, jugos fríos, bocadillos, verduras rellenas y platos con yogur.
  • Pimienta negra: en todo el mundo esta especia es muy utilizada, puesto que la pimienta negra logra aportar mucho sabor a cualquier plato de la gastronomía turca.
  • Zumaque: esta especia es picante y agria, similar al limón y se usa ampliamente en la cocina turca.
  • Comino: la especia que no puede faltar en esta cocina es el comino, gracias a su intenso sabor aromático se utiliza en muchos platos populares de carne y en el köfte.
  • Hoja de laurel: antes de usarla en platillos se recogen y se secan, para posteriormente condimentar las preparaciones y otorgarle aroma y sabor.
  • Canela: se trata de una especia aromática y dulce que se usa en la cocina turca desde el período otomano. Los sabores y el olor de la canela son sumamente fuertes y tienden a cambiar el estilo de cualquier comida. 
  • Esta especia se puede conseguir en polvo o en ramas.
  • Romero: esta hierba se obtiene de las hojas de un árbol enano del mediterráneo. Estas hojas tienen un olor muy agradable y siempre cuenta con un color verde. 
  • En la gastronomía turca es muy utilizado el romero, donde se emplean las hojas puntiagudas tanto secas como frescas.
  • Clavo: esta especia se obtiene cuando se secan los pequeños brotes oscuros en forma de espiga de flor del clavo. En la cocina turca el clavo desempeña un papel integral.

Postres de la gastronomía turca

El Kadayif y baklava son pasteles dulces de hojaldre y nueces. En todo el mundo se les conoce como los postres turcos más tradicionales. El baklava es proveniente de las localidades de Gaziantep y Urfa al sureste de Turquía.

La preparación de este postre es con sumo cuidado, desde enrollar las hojas lo más fino posible de masa filo hasta seleccionar y moler las nueces. Hasta los años 90 este postre en Turquía se comía mucho en las celebraciones, puesto que se servía en las fiestas del sacrificio y las de Ramadán.

En la gastronomía turca también existen los uni-alimentos como el katmer, que se puede comer como postre luego de la cena o durante el desayuno. 

Por otro lado, se suelen elaborar deliciosos budines a base de leche, que por lo general completan las comidas turcas. La mayoría de las tiendas turcas exhiben budines decorados con nueces y frutas trituradas como pistachos molidos.

A los pudines por lo general se les añade agua de rosas, masilla, vainilla y resino de pino fragante. Mientras que los postres lácteos son más caseros que los almibarados por su gran facilidad de preparación.

Motivado a que en los largos meses soleados de Turquía se cultivan las frutas, no es extraño que los melones, higos, cítricos y uvas sultanas formen parte de los postres de la gastronomía turca desde la antigüedad.

Uno de los postres favoritos son las compotas de frutas con especias simples, que se comen al final de una abundante comida. En muchos hogares turcos no pueden faltar los grandes frascos de frutas en conserva en sus despensas.

Otro postre turco que cuenta con gran variedad es el Asure, en él se utilizan casi todos los tipos de granos, nueces y frutas de Turquía.

Principales tipos de postres turcos

Postres almibarados: este tipo de postre por lo general están elaborados con masa y sobre ellos se vierte jarabe de azúcar, los que más destacan son: baklava, tulumba, sekerpare, kadayif, tas kadayif, irmik tatlisi, lokum, revani, lokma y birmania.

Postres lácteos: este tipo de postre es mucho más ligero, comparado con los postres almibarados, por lo que son fáciles de digerir y comer. Entre los postres de este estilo destacan: sutlac, tavukgogsu, keskul, sakizli muhallebi, dondurma, kazandibi y gullac.

Postres de frutas: esta delicia de postre es uno de los más naturales por las frutas con las que cuentan, entre los postres de este estilo tenemos: komposto, kabak tatlisi, ayva tatlisi, pestil y hosaf.

Bebidas de la gastronomía turca

La mayoría de las personas piensan que como Turquía se trata de un país que practica el islam, las bebidas alcohólicas no son muy comunes en ese país. No obstante, al igual que en otros países estas bebidas están disponibles en Turquía.

La cerveza y el raki constituyen una gran parte del consumo de alcohol en Turquía; además este país lleva muchos años produciendo vinos en varias regiones, y es una práctica que remonta hace miles de años.

Dos de las bebidas predominantes en Turquía que no son alcohólicas son: el café turco y el té negro. También les encanta consumir té de hierbas, en especial los días de invierno, entre los sabores que más usan: manzanilla, salvia, menta, rosa mosqueta, tyme, jengibre, etc.

Descripción de las bebidas de la gastronomía turca

Té turco: a los ciudadanos turcos les encanta el té negro, son muchas las tazas que consumen al día. Este té siempre se ofrece primero a los invitados o visitantes de todos los negocios u hogares.

Su preparación se realiza en una tetera, preferiblemente de porcelana; el té turco que está perfectamente elaborado debe presentar un color rojo intenso. Del mismo modo el té se puede encontrar servido en tazas de porcelana en los cafés y principales hoteles de las ciudades turcas.

Los turcos prefieren tomar el té en tazas de vidrio y aunque el café es otra bebida bastante común en Turquía, nada puede reemplazar una excelente taza de té.

En Estambul también se pueden hallar los jardines de té, los cuales estan al aire libre y se ubican en áreas con excelentes vistas panorámicas. Allí se sirven jugos de frutas y otras bebidas refrescantes, además de comida turca.

Existen jardines de té muy tradicionales que sirven el té en una semaver (tetera de metal) incluso en algunos jardines se pueden encontrar narguile para fumar y una variedad de tabaco con sabor a frutas. Para los asistentes de los cafés, las opciones más populares de la actualidad son los jardines de té de Moda y Emirgan.

Café turco: el café en Turquía es servido en tazas de porcelana pequeñas acompañadas con un vaso de agua. No se consume mientras se desayuna, pero lo común es disfrutar de la taza de café luego de las comidas o después de algo dulce.

Este café se prepara de forma tradicional en una olla pequeña de cobre que se le denomina cezve y se elabora hirviendo el café molido muy finamente junto con azúcar y agua. 

El café luego es servido a gusto sin azúcar (sade) o dulce (sekerli). Cuando se bebe, se debe sorber ligeramente, a fin de dejar el sumo de café en el fondo de la taza.

Ayran: se trata de una extraordinaria bebida elaborada a base de yogur diluido con agua, que luego se sala y se sirve frío. Es una bebida muy apreciada por los turcos y es el acompañamiento ideal para todas las comidas, en especial para kebab y comidas picantes.

Sahlep: en los días fríos de invierno se suele disfrutar de esta bebida. Es elaborada con raíces secas y en polvo de una orquídea de montaña. Este polvo luego se mezcla con azúcar, leche y se hierve.

Estas raíces son ricas en almidón y gracias a esto la mezcla se espesa naturalmente, asemejando a una textura cremosa. Generalmente se sirve simple o con canela espolvoreada, pero de igual manera se puede hallar como reemplazo de leche para lattes y otros cafés.

Jugo de nabo: esta bebida es amarga, es de color carmesí, se prepara hirviendo los nabos y zanahorias en agua, y adicionalmente se le incorpora vinagre. Es proveniente de Anatolia, alivia el dolor, malestar estomacal, y contribuye a que el cuerpo sobrelleve el calor. 

Adicionalmente, se emplea como acompañamiento preferido en algunos alimentos turcos como el kebab, cigkofte y raki. 

Boza: es una bebida espesa con un toque ligero de acidez, se elabora con agua y mijo triturado que se deja fermentar. En invierno es cuando se disfruta esta bebida, algunos establecimientos la sirven con garbanzos y canela.

Raki: esta es la más conocida de todas entre las bebidas alcohólicas de Turquía. Es uno de los acompañamientos de comida que más se disfrutan entre los habitantes turcos.

El sabor de esta bebida es similar al de anís y contiene un alto grado de alcohol, por lo que no se puede consumir de forma rápida. La mayoría de las personas gozan del raki incoloro y mezclado con agua, convirtiéndolo en una bebida con un color un poco turbio. 

Asimismo, esta bebida ayuda a la digestión, es por ello que se le conoce como una especie de aperitivo.

Leer también: Gastronomía asiática; Gastronomía china; Comida cantonesa

Español English (Inglés) Deutsch (Alemán) Français (Francés) Magyar (Húngaro) Nederlands (Holandés) Italiano (Italiano) Română (Rumano) Português (Portugués, Portugal)

Etiquetas: