Categorías
Feng shui

Habilidades y riqueza

En habilidades y riqueza algunos puntos del feng shui respecto a la abundancia, continuando nuestro razonamiento donde lo dejamos en 108 deseos.
Bueno, de nada vale haber identificado las zonas del dinero y la abundancia en nuestro bagua, haber descongestionado el centro del mismo y desear muchas cosas, si no tenemos claro el balance yin yang entre nosotros y el espacio donde residimos o trabajamos.

Por ejemplo, una persona con demasiado yang es adicto al trabajo y se exige al límite, de tal forma que nunca tiene tiempo de disfrutar de sus beneficios y riquezas, siempre está descontento con lo que gana. Las personas cuya personalidad está muy cargada de energía yin son muy imaginativos y sensibles pero, al no llevar sus planes a la realidad, se sienten insatisfechos y ansiosos; podrían ser perezosos, sin inspiración y dependientes de los demás. Esta misma teoría del yin yang se aplica a los hemisferios cerebrales. El hemisferio izquierdo es yang, conduce a las matemáticas y al pensamiento lineal; el lado derecho de nuestro cerebro es yin, bueno para el razonamiento abstracto, el arte y la creación.
Así mismo en la cultura occidental, donde vivimos, se establece que los hombres sean yang y las mujeres yin, aunque siendo correctos conceptualmente, todos, tanto hombres como mujeres tenemos de ambas energías en mayor o menor proporción.
Alcanzar la riqueza requiere de habilidades y capacidades tanto como yin como yang.Aspectos yang pueden ser contabilidad,gerencia, administración financiera y política de inversiones. Aspectos yin podrían ser la imaginación creativa, la personalidad perceptiva. Su lado yang calcula el dinero necesario para pagar sus cuentas mientras su faceta yin le otorga intuición e inspiración para conseguir ese efectivo.

Ver también Boca del Ki-qi y finanzas; el Qi y la riqueza; jarrón de la riqueza

Por zodiaco chino

Sigo siendo el mismo que estudia la filosofia china, India y japonesa, que trata de entender el mundo, meditar sobre sus misterios y compartir lo que descubre