Categorías
Magazine-revista

Taoísmo y budismo: principales diferencias y similitudes

El taoísmo es una religión y una tradición filosófica que se originó en China alrededor del 550 aC y se basa en las ideas filosóficas de Lao Tse. Ahora tiene entre 20 y 30 millones de seguidores, principalmente en China, Corea y Japón. El budismo , sin embargo, es una religión de la antigua India, que se remonta al siglo VI a. C. y se basa en las enseñanzas de Siddhartha Gautama. Originario del hinduismo, el budismo tiene hoy alrededor de 500 millones de seguidores en todo el mundo, lo que la convierte en la cuarta religión más grande del mundo.

¿En qué se diferencian el taoísmo y el budismo?

Ambas religiones se fundaron aproximadamente al mismo tiempo y enfatizan la necesidad de ayudar al alma a liberarse de su condición física. En el budismo, sin embargo, no hay dios y todos tienen que buscar la verdad por sí mismos. De esta forma, parece más una filosofía que una religión.

Los budistas creen que todo se caracteriza por un cambio constante y que las personas deben liberarse de sus vínculos con el mundo. Según el karma, un principio central del budismo, toda acción tiene consecuencias. Los budistas comparten la creencia de superar el sufrimiento y el renacimiento al alcanzar la iluminación, conocida como Nirvana.

En contraste, los taoístas adoran a las deidades, aunque el Tao en sí no es un dios, sino el orden natural del universo. El objetivo principal de los taoístas es lograr el equilibrio en la vida y lograr la inmortalidad a través del Tao. Para ellos, el concepto de pecado no existe, las personas son iguales y todas las criaturas deben ser respetadas.

Reencarnación

Si la reencarnación juega un papel en ambas religiones, los budistas quieren romper el ciclo de la reencarnación y los taoístas creen que el alma es eterna y eventualmente se volverá una con Tao. Lo que se entiende por reencarnación también es muy diferente.

Para los budistas, no implica la creencia en la existencia de un alma o una vida después de la muerte. Las enseñanzas del taoísmo están destinadas a ayudar a las personas a conectarse y volverse una con la energía del universo.

Para los budistas, el nirvana es la forma más elevada de iluminación y el objetivo final de la vida. Solo se puede lograr viviendo moralmente, respetando todas las formas de vida y soltando sus lazos con este mundo. Los seguidores de ambas religiones utilizan templos y santuarios como lugares de culto.

Otra vida

La idea errónea de que el taoísmo y el budismo creen en la otra vida es común. Si bien esto es cierto para el taoísmo, los budistas no comparten la creencia de que seguimos existiendo después de la muerte.

Según los budistas, creer en un alma eterna es un concepto erróneo de la conciencia humana. Existen algunas diferencias entre las dos ramas principales, Theravada y Mahayana , pero ambos comparten la misma idea llamada anātman, que se refiere a la doctrina del no-yo. Según esta doctrina, no hay un yo o alma permanente e inmutable en los seres vivos. Un nātman es una de las tres marcas de existencia en el budismo junto con dukkha (sufrimiento) y anicca (impermanencia). Para los budistas, un ciclo de vida no tiene principio ni fin, lo que significa que la vida, la muerte y el renacimiento se ven como un ciclo continuo.

Inmortalidad

Según el taoísmo, el alma o el espíritu nunca pueden morir. Solo puede trasladarse a otro cuerpo que va a renacer como una persona diferente. Este ciclo de renacimiento se repetirá hasta que se obtenga el taoísmo. Los taoístas dicen que cada persona tiene una luz interior que nos guía a una mente clara y nos mantiene alejados de las distracciones. Seguir esta luz interior es la única forma de alcanzar el Tao. Los taoístas también creen que el alma humana tiene la capacidad de viajar por el espacio y el tiempo y volverse inmortal después de alcanzar el Tao.

Los principales conceptos del taoísmo y el budismo.

Vacío

Uno de los principales conceptos de ambas religiones es el vacío. En el taoísmo, la vacuidad tiene dos significados. El primero se relaciona con las cualidades del Tao, donde se considera lo opuesto a la plenitud. En este sentido, se acerca más al concepto de vacío en el budismo. El segundo tiene más que ver con el estado de ánimo de cada individuo, o la realización interior que se caracteriza por la sencillez, la paciencia y la moderación. Por lo tanto, está asociado con la falta de deseos mundanos e incluye las acciones que fluyen de este estado mental.

En el budismo, el concepto de vacío, también llamado vacío o apertura, se basa en el entendimiento de que no existe una entidad separada y permanente en nuestro mundo. Por el contrario, todo es el resultado de una infinidad de causas y condiciones. Esto se describe como el producto de un origen dependiente, un principio clave de las enseñanzas budistas de que ningún ser o fenómeno puede existir independientemente de otros seres y fenómenos. Para los budistas, por tanto, nada es absoluto y el yo es solo una ilusión. cuya existencia es causada por otros seres y fenómenos.

Primera causa

Budismo

Lo que separa la idea budista de los ciclos de la vida de la de los taoístas es que no hay enseñanza sobre la primera causa. ¿Cómo empezaron todas estas causas y desapariciones? La filosofía budista no la explica ni habla. Más bien, se enfocan en comprender la naturaleza tal como la podemos percibir en nuestro tiempo, en lugar de especular sobre lo que pudo haber sucedido en el pasado o lo que podría suceder en el futuro. Todas las cosas son como son porque están condicionadas por otras cosas. El ego es una ilusión y nada es permanente debido al cambio constante.

Taoísmo

Según las creencias taoístas, el Tao es la causa principal del universo, una fuerza que fluye a través de toda la vida existente. Las fuerzas primordiales de lo femenino y lo masculino, o del yin y el yang, juegan un papel importante en el mito taoísta de la creación. Son, por naturaleza, cualidades opuestas pero siempre iguales en todos los aspectos y permanecen para siempre entidades separadas.

Al principio de los tiempos solo había caos. Este cosmos elemental ha estado inactivo durante miles de años en forma de huevo. Una vez finalizado el período de incubación, el huevo eclosionó y nacieron los cielos y la tierra. Las sustancias más ligeras y puras flotaron hacia arriba y se convirtieron en los cielos, llamados yang. Las sustancias más pesadas e impuras descendieron y se convirtieron en la tierra, llamada yin. De estas mismas fuerzas nació Pangu.

Con la ayuda de otras cuatro criaturas, Pangu, como primer ser vivo, creó el mundo tal como lo conocemos hoy. Esto contrasta con el budismo, que no tiene un mito de la creación.

En este contexto, el taoísmo comparte con la mayoría de las religiones del mundo la creencia de que nuestro mundo tiene un principio organizador.

En el budismo, sin embargo, no hay una fuerza creativa que aparezca primero y dé vida a todo lo que existe. Simplemente elige no especular sobre estas cosas porque no cambia nada. Para los budistas, el yo ni siquiera existe, por lo que es innecesario considerar las razones de nuestra existencia. La mayoría de los budistas están contentos con el enfoque naturalista de la ciencia y no creen en lo sobrenatural.

Vida y salud

Si miramos las diferencias entre el taoísmo y el budismo más allá del ámbito de las creencias y la religión, los dos también tienen enfoques distintos para tratar los problemas de la vida, como los relacionados con la salud.

Según el taoísmo, existe un orden natural para todo en este mundo, y primero se debe comprender la naturaleza antes de resolver problemas. El concepto de yin y yang establece que nuestra realidad es binaria y está formada por la combinación de dos elementos opuestos. Cuando estos dos elementos están en equilibrio, juntos forman la totalidad de lo que existe. Los taoístas creen que deben vencer el defecto del alma humana logrando el equilibrio propio. Una fuerza o energía misteriosa llamada Chi fue introducido para describir una fuerza que puso en movimiento el mundo y todo lo que hay en él. El chi existe en el cuerpo de todos y se cree que tiene la capacidad de curar enfermedades.

Tai Chi y sus beneficios

El Tai Chi, un ejercicio chino y arte marcial interno, se basa en el concepto de yin y yang que pueden ayudar a circular y equilibrar el Chi en nuestro cuerpo. El tai chi se practica tanto por sus beneficios para la salud como con fines de entrenamiento de defensa.

Para los taoístas, las enfermedades son causadas por un desequilibrio de Chi que está controlado por el flujo de energía en el cuerpo.

Las creencias budistas difieren de esto en que consideran las enfermedades como parte de la vida y deben aceptarse tal como se presentan. Los budistas practican la meditación como un camino hacia la liberación y el despertar, para finalmente alcanzar el Nirvana. La meditación se considera una forma de asumir la responsabilidad de los propios estados mentales. Por lo tanto, tiene la capacidad de transformar la mente, y las técnicas de meditación pueden desarrollar la concentración, la positividad emocional, la claridad y la calma de una persona después de ver la verdadera naturaleza de las cosas.

A diferencia de los taoístas que curan sus enfermedades equilibrando fuerzas opuestas y practicando Chi, los budistas usan la medicina. Sin embargo, los budistas enfatizan la naturaleza de la vida y prefieren las hierbas medicinales extraídas y purificadas de plantas.

Relaciones

Taoísmo

Cuando se trata de relaciones, los taoístas ven a las mujeres representando al Yin ya los hombres representando al Yang, y el camino de la armonía significa que una mujer y un hombre deben entablar una relación y estar comprometidos el uno con el otro. Se logra un equilibrio cuando el hombre acepta el yin chi de la mujer y la mujer recibe el yang chi del hombre.

A veces, el concepto de matrimonio está relacionado con el Tao en el sentido de que el matrimonio puede verse como un camino hacia el futuro y se puede crear una nueva vida a través del matrimonio. Los bebés son vistos como una nueva vida y una esperanza para el futuro. Debido a que los taoístas enfatizan la importancia del equilibrio entre fuerzas opuestas, la relación entre marido y mujer también debe caracterizarse por una armonía pacífica.

Esto significa que los conflictos y las discusiones serias deben evitarse tanto como sea posible. La pareja puede lograr esta armonía comportándose de manera amorosa y cariñosa y mostrando empatía, humildad y compasión el uno por el otro. Alcanzar este estado mental requiere practicar la autorreflexión y el control emocional y tratar de comprender a los demás.

Budismo

Para los budistas, el matrimonio es una elección y no tienen la obligación de casarse. En el budismo, el matrimonio se considera a menudo un asunto secular más que como un sacramento. La convivencia está permitida a condición de que haga felices a ambos individuos.

La infelicidad puede impedir que una pareja alcance la iluminación. El divorcio y el nuevo matrimonio están permitidos e incluso pueden considerarse actos de compasión si hacen a las personas más felices y reducen su sufrimiento. Aquellos que decidan casarse pueden obtener bendiciones de los monjes en su templo local.

Taoísmo y budismo diferencias

Conclusión

En general, el taoísmo y el budismo parecen tener muchas similitudes con las antiguas religiones orientales que dan consejos a las personas sobre cómo llevar una buena vida, comportarse éticamente y desarrollar bondad y compasión hacia los demás. Sin embargo, al mirar los objetivos finales, hay claras diferencias.

Alcanzar el Nirvana no es lo mismo que alcanzar el Tao, ya que los budistas rechazan la existencia total del yo y los taoístas creen en la inmortalidad del alma. Esta es la diferencia más profunda entre ellos porque afecta a todo lo demás. Esto significa que ven el concepto de renacimiento de manera diferente y también afecta la forma en que ven las prácticas sociales como las relaciones y el matrimonio.

Leer también: el budismo es para mentes madurasBudismo Esotérico Chino

Por Angel

La astrología china es mi pasión, mi disciplina de estudio; pero también me encantan las religiones antiguas,los mitos, la literatura sagrada, la historia, la numerología y los temas esotéricos, las relaciones humanas, el amor y la felicidad en todas sus facetas

Deja un comentario