¿Qué es el feng shui?

  • por

¿Qué es el feng shui?El Feng Shui existe desde hace más de 4.000 años y ha sido preservado por antiguos maestros chinos, quienes tenían la costumbre y filosofía de observar los efectos positivos y negativos de la naturaleza a la hora de elegir el espacio ideal para realizar sus cultivos y hogares.

Este conocimiento se ha transmitido a lo largo de los años y se ha practicado en las más diversas regiones de China.

Vale recordar que cada uno de ellos interpreta y practica el arte del Feng Shui de diferentes formas y de acuerdo a la cultura de la región, es por eso que hoy en día existen muchas escuelas de Feng Shui, tales como: la Escuela de la Forma, la Escuela de el sombrero negro y la escuela de la brújula.

La palabra Feng Shui, cuya traducción literal significa “Viento – Agua”, considera que existen vibraciones en los ambientes en los que vivimos, o en su entorno, que pueden actuar de forma beneficiosa o dañina para nuestro cuerpo y mente.

El Feng Shui, por tanto, considera la interacción entre el ser humano y las fuerzas de la naturaleza.

Entre los objetivos del Feng Shui, podemos destacar:

  • la conservación de influencias positivas y su distribución en el entorno que nos rodea;
  • la redirección de energías negativas e influencias nocivas al lugar;
  • el cambio o interacción entre los elementos presentes en el entorno – alteraciones arquitectónicas o alteraciones en la forma, color y posicionamiento de los objetos en el lugar – con el fin de atraer salud, dinero, amor y prosperidad, entre otras energías, a su practicantes.
¿Qué es el feng shui?, definición
  • Save
¿Qué es el feng shui?, definición

¿Cómo usar el Feng Shui todos los días?

¿Qué es el feng shui? El Feng Shui se puede aplicar en ambientes o en personas para lograr los siguientes beneficios:

– En los hogares: se utiliza para atraer protección para el hogar y quienes viven en él, ayuda a conciliar familiares y amigos, y también a encontrar una pareja amorosa o mejorar la relación, entre otros aspectos.

– En empresas y establecimientos comerciales: se utiliza para incrementar las oportunidades de negocio, equilibrar la relación entre el equipo de trabajo y aumentar la motivación, además de atraer beneficios y prosperidad a la empresa.

– Para uso personal: ayuda a lograr el equilibrio mental, emocional, físico y espiritual, además de atraer prosperidad en el trabajo y las finanzas y mejorar las relaciones personales (en la familia, el trabajo y el amor).

Historia

La primera información sobre el feng shui fue traída a Europa por Ernst Eitel, un famoso sinólogo que trabajó durante muchos años en China en una misión cristiana. Su libro, publicado en 1873, se llama Feng Shui, o Rudimentos de las Ciencias Naturales en China.

Más tarde, los colegas de Eitel, prominentes sinólogos, publicaron trabajos sobre feng shui: el holandés Johann de Groot («El sistema religioso de China», 1892) y el inglés Joseph Needham («Ciencia y civilización en China», 1954). Sin embargo, la definición de feng shui formulada por Eitel sigue siendo probablemente la más precisa:

«El Feng Shui es, en pocas palabras, un sistema de superstición diseñado para enseñar a las personas dónde y cuándo construir entierros y hogares para proporcionar la prosperidad y el bienestar eternos necesarios».

El sistema del feng shui en la forma en que aparece hoy surgió como un derivado de las enseñanzas de los filósofos chinos de la dinastía Song (960-1270), quienes consideran la naturaleza como un solo organismo vivo. Este organismo tiene, a su juicio, cuatro apartados:

– orden general (si),

– proporciones numéricas de la Tierra y el Universo (shu),

– vital breath (qi),

– formas de manifestación de la Naturaleza (en).

Los cálculos más complejos de muchas combinaciones dentro de estas secciones, teniendo en cuenta el terreno, la ubicación de las estrellas, la temporada y mucho más, determinaron a dónde, de hecho, el campesino chino iría en esta vida.

Pero es importante saber que el feng shui se originó en el culto a los muertos, que ha sido de gran importancia en China desde la antigüedad. Nunca ha habido una tradición en China de crear cementerios comunes. Todos eran libres de enterrar a un miembro fallecido de su familia en cualquier lugar y de cualquier manera.

Al mismo tiempo, los chinos otorgaron una importancia extrema al ritual funerario, porque creían que el bienestar de los vivos depende completamente de dónde se encuentran los restos, si la naturaleza los percibirá correctamente. Por lo tanto, en primer lugar, el feng shui prescribió cómo y dónde enterrar a sus seres queridos.

En cuanto a las instrucciones para construir casas y arreglar muebles, aparecieron mucho más tarde, en los siglos XI-XII. norte. NS. De modo que uno no debe creer en los folletos modernos que afirman que la antigüedad de las enseñanzas es de más de seis mil años.

Esto simplemente no es cierto, aunque las raíces del Feng Shui realmente se remontan a un pasado lejano (aunque no tanto): los arqueólogos han establecido que aproximadamente los mismos principios de entierro ya se aplicaron en el siglo IX a. C.

En el siglo XIX, el feng shui entró en la vida del centro de China con tanta fuerza que los europeos más de una vez se enfrentaron a problemas muy graves, tratando de implementar proyectos para la construcción de empresas, carreteras, puentes y asentamientos.

Los ingenieros europeos desesperaron de la necesidad de coordinar con las autoridades locales la instalación de postes de telégrafo uniformes, si los maestros del feng shui afirmaban que estos postes crean nodos de condensación, como dirían ahora, de energías negativas.

Y cuando el gobernador de la colonia portuguesa de Macao decidió presentar a los nativos las bendiciones de la civilización y construir, contrariamente a los cánones del feng shui, un ferrocarril a lo largo de la distancia más corta del punto A al punto B, quedó atrapado y su cabeza cortar.

Ver también:Feng shui 2022; Color Feng Shui para el dormitorio

Etiquetas: